Redacción e implementación de un libro de texto abierto sobre geografía regional mundial: un estudio de caso

Revista mexicana de bachillerato a distancia

Presencia de IRRODL

Redacción e implementación de un libro de texto abierto sobre geografía regional mundial: un estudio de caso

Caitlin Finlayson

Writing and implementing an open textbook in world regional geography: A case study

Resumen

Dado que el costo creciente de los libros de texto universitarios ha superado tanto la inflación como el aumento de las tasas de matrícula, este gasto ha creado una barrera importante para el aprendizaje de los estudiantes. Algunos instructores han adoptado o creado recursos educativos abiertos, es decir, materiales que están disponibles de forma libre y abierta. Si bien el beneficio más obvio del contenido de un curso abierto puede ser el ahorro de costos, el hecho de que estos materiales se puedan adaptar y cambiar libremente puede tener un impacto sustancial en la experiencia de aprendizaje en sí y permitir que un instructor cambie completamente la estructura y los resultados de un curso. Este documento proporciona un estudio de caso sobre la redacción de un libro de texto abierto para un curso llamado Geografía regional mundial y detalla el proceso de redacción y las opciones de plataforma. También ofrezco orientación práctica para los profesores interesados en la creación de materiales abiertos y orientación sobre cómo la redacción de materiales abiertos podría enmarcarse en términos de la cartera más amplia de actividades profesionales de un académico.

Palabras clave: estudio de caso, geografía, libro de texto abierto, recursos educativos abiertos, REA, autoría de libros de texto abiertos.

Abstract

As the rising cost of college textbooks has outpaced both inflation and increases in tuition fees, this expense has created a significant barrier to student learning. Some instructors have adopted or created open educational resources, meaning materials which are freely and openly available. While the most obvious benefit of open course content might be cost savings, the fact that these materials can be freely adapted and changed can have substantial impact on the learning experience itself and enable an instructor to completely change the structure and outcomes of a course. This paper provides a case study on writing an open textbook for a course called World regional Geography and details the writing process and platform options. I also offer practical guidance for faculty interested in authoring open materials and insight into how writing open materials might be framed in terms of a faculty member’s larger portfolio of professional activity.

Keywords: case study, geography, open textbook, open educational resources, OER, open textbook authoring.

Introducción

La creación de un libro de texto abierto puede parecer un tedioso esfuerzo en el ámbito del altruismo. Por su propia naturaleza, los libros de texto abiertos son gratuitos, por lo que no conllevan los espaldarazos profesionales de los textos tradicionales ni las regalías asociadas. Sin embargo, la redacción de materiales educativos abiertos de hecho puede brindar importantes oportunidades profesionales, desde la vida académica relativa a la enseñanza y el aprendizaje hasta la posibilidad de enmarcar la adopción de contenido abierto como evidencia de la enseñanza reflexiva. Además, para los profesores apasionados por la enseñanza, escribir un libro de texto abierto puede constituir un agradable proceso de adaptación del contenido del curso existente en una forma narrativa más cohesiva. Este artículo describe el proceso de creación y publicación de un libro de texto abierto sobre geografía y proporciona una guía práctica para los profesores interesados en escribir contenido abierto.

Si bien gran parte de la investigación sobre recursos educativos abiertos se centra en cuestiones relacionadas con la eficacia y el abatimiento de costos, se han realizado relativamente pocas investigaciones que exploren la educación abierta como pedagógicamente transformadora. Por su propia naturaleza, los recursos educativos abiertos se pueden adaptar, mezclar y reconfigurar para adaptarse a instructores individuales, y la creación de contenido abierto para estudiantes puede brindar la oportunidad de repensar completamente la forma en que se diseña y enseña un curso. Como se explora en este artículo, la creación de un libro de texto abierto para el curso World Regional Geography permitió un cambio completo de enfoque pedagógico que no habría sido posible con un libro de texto tradicional y ha generado una serie de beneficios significativos para los estudiantes.

Situación de la creación de libros de texto abiertos

No es ningún secreto que el costo de la universidad ha aumentado sustancialmente en las últimas décadas. Pero aunque a menudo se destaca el alto costo de la matriculación y colegiatura, el costo de los libros de texto en realidad ha aumentado a un ritmo aún más rápido, con un aumento de 88% de 2006 a 2016 en Estados Unidos, según la Oficina de Estadísticas Laborales (2016). Mirando hacia atrás, a la década de 1970, los costos de los libros de texto en realidad han aumentado más de 1,000% en comparación con los precios actuales (Popken, 2015). Este alto costo está teniendo un impacto significativo en los estudiantes que, a su vez, afecta la experiencia en el aula de los instructores, lo que lleva a algunos a adoptar o escribir su propio contenido que queda disponible de manera libre y abierta (Bissell, 2009; D'Antoni, 2009; Downes, 2007). No es sorprendente que muchos defensores de los recursos educativos abiertos (REA) promocionen los ahorros de costos (ver Bliss et al., 2013; Hilton y Wiley, 2011), pero la investigación también ha encontrado que los estudiantes que usan libros de texto abiertos pueden tener un mejor aprendizaje y rendimiento académico que quienes utilizan textos tradicionales (Colvard, Watson & Park, 2018; Hilton, 2016; Hilton et al., 2016; Bowen, Chingos, Lack y Nygren, 2014; Pawlyshyn et al., 2013; Feldstein et al., 2012; Hilton y Laman, 2012; Lovett, Meyer & Thille, 2008). La creación de contenido abierto proporciona una forma eficaz de abordar resultados de aprendizaje más amplios y permitir una experiencia de curso más accesible para los estudiantes.

A medida que se ha expandido el uso y la adopción de REA, también lo han hecho las guías para posibles autores interesados en escribir contenido abierto. Open Textbook Network, por ejemplo, que administra la ampliamente reconocida Biblioteca de libros de texto abiertos (https://open.umn.edu/opentextbooks/), publicó Authoring open textbooks, una guía para posibles autores y otras personas involucradas en la adopción de contenido abierto (Falldin y Lauritsen, 2017). La guía, publicada abiertamente, se puede ver y descargar de forma gratuita. BCcampus, otra organización ampliamente reconocida que promueve la educación abierta, tiene una guía de autoedición integral (Self-publishing guide) para autores potenciales, que es igualmente gratuita y disponible abiertamente (Aesoph, 2018). Instituciones específicas también suelen tener información sobre la publicación abierta, como el manual "para iniciarse" de Virginia Tech, que contiene una lista completa de guías, recursos y grupos relacionados con la creación, edición y adaptación de libros de texto abiertos (Virginia Tech, 2019). El presente artículo se basa en guías e investigaciones existentes para ofrecer un estudio de caso específico sobre el proceso de redacción de libros de texto de principio a fin, así como una orientación práctica sobre cómo este trabajo podría enmarcarse en un contexto profesional.

El proceso de creación abierta

Durante el verano de 2016, escribí y publiqué un libro de texto abierto para mi curso de Geografía regional mundial, una clase introductoria de pregrado. Sin embargo, el objetivo original no era escribir un libro de texto abierto, sino revisar mi curso utilizando el modelo de diseño invertido desarrollado por Wiggins y McTighe (1998), donde un instructor comienza a planificar el curso a partir de los resultados finales deseados, determina los métodos apropiados para la evaluación, y planea las experiencias de aprendizaje (ver Bowen 2017), y cambia a un enfoque de aprendizaje basado en equipos, donde los estudiantes trabajan juntos en grupos pequeños para resolver problemas del mundo real. Las clases y los libros de texto tradicionales de geografía regional mundial adoptan esencialmente un enfoque novato de la disciplina, centrándose en información basada en hechos sobre el mundo y la ubicación de lugares específicos, con mayor frecuencia en formato de conferencia. Para los geógrafos expertos, sin embargo, son las conexiones entre los lugares lo que importa, así como sus contextos geográficos subyacentes. Lo que quería que los estudiantes obtuvieran de mi curso y que recordaran años después no era la ubicación de ciudades o ríos en particular, sino una comprensión más profunda de cómo el mundo está conectado e interrelacionado, esencialmente una comprensión experta en lugar de un enfoque novato. Con el aprendizaje basado en equipos, los estudiantes pueden asistir a clase, ya sea en persona o en un entorno virtual, con una comprensión fundamental básica de las ideas geográficas centrales y luego aplicar estos conceptos a los estudios de caso.

Sin embargo, una barrera fundamental para revisar la clase y adoptar un enfoque de aprendizaje en equipo era el libro de texto en sí. Con los tradicionales de geografía regional mundial, los lugares específicos y los problemas particulares tienen más énfasis que las conexiones entre las regiones y los conceptos geográficos subyacentes. En esencia, prefieren la amplitud sobre la profundidad. Los cursos de Geografía regional mundial, que generalmente intentan enseñar la geografía del planeta a nivel introductorio en un solo semestre a los estudiantes que con frecuencia no eligieron este tema como su área de especialidad, necesariamente tienen que sintetizar y generalizar. Sin embargo, en lugar de aceptar el enfoque en las ideas centrales de la geografía y resumir, donde sea necesario, la mayoría de los libros de texto parecen concentrarse en los detalles. Con este enfoque, la enseñanza de la geografía regional mundial a menudo se siente desconectada: un instructor lo describe "como enseñar la enciclopedia", sin temas transversales que unan las regiones del mundo. Además, priorizar la amplitud sobre la profundidad en una disciplina a la que pocos estudiantes están expuestos antes de la universidad a menudo los deja sintiéndose abrumados y con dificultades para identificar lo que es importante. Otros instructores de geografía claramente se han enfrentado a desafíos similares, como lo demuestra una sesión en la Reunión anual de 2019 de la Asociación Estadounidense de Geógrafos, que se tituló: "Enseñe al mundo, no hay problema: desafíos para enseñar geografía regional mundial en un semestre". Utilizando el modelo de diseño invertido, uno de los principales objetivos revisados del curso fue que los estudiantes aprendieran a pensar como geógrafos y conectar conceptos a lo largo de regiones complejas del mundo. Los libros de texto tradicionales no abordan adecuadamente este objetivo.

Al explorar las notas de mi curso, que había acumulado al ofrecer el curso durante casi una década, me di cuenta de que ellas serían más útiles para los estudiantes que el libro de texto que había asignado antes y, que, con la adición de un hilo narrativo, podrían convertirse en una especie de libro de texto. Esta noción de no sentirse atado a un libro en particular ya impreso resultó pedagógicamente liberadora. Si no tenía que seguir el enfoque y los resultados de aprendizaje de un libro en particular, podría desarrollar objetivos completamente nuevos para mi curso y capítulos, y escribir contenido que abordara específicamente estos objetivos.

El primer paso, entonces, siguiendo de nuevo el modelo de diseño invertido, fue desarrollar objetivos transversales para curso, que se convertirían en el foco del libro de texto y se entretejerían a lo largo de cada capítulo. Una larga lista de diez objetivos de aprendizaje para el curso se redujo y revisó para llegar a cuatro resultados específicos y medibles, en particular que los estudiantes "aprendan a pensar como geógrafos al integrar conceptos a lo largo de regiones complejas del mundo y al sintetizar y analizar información desde una perspectiva geográfica". Además, el énfasis en la globalización y la desigualdad aportaría un hilo cohesivo para entretejer los capítulos, evitando la desconexión que era común en iteraciones previas del curso.

A continuación, desarrollé objetivos de aprendizaje para cada capítulo. En mi experiencia, los objetivos de aprendizaje presentados en los libros de texto tradicionales de geografía regional mundial a menudo parecían tangenciales al contenido del capítulo. Los estudiantes rara vez los usaban y, a menudo, no reflejaban la amplitud del material de la lectura. En contraposición, quería que los objetivos de aprendizaje de mis capítulos guiaran la redacción del material, en lugar de escribirlos al final, como un resumen del contenido. Con World regional Geography, nuevamente, la mayoría de los textos enfatizan la amplitud sobre la profundidad y, por lo tanto, los capítulos pueden incluir una amplia gama de contenido, desde características físicas hasta lugares importantes, eventos históricos, cultura, política y temas polémicos, y la lista continúa. Para mi texto, quería que cada capítulo explorara un concepto central en geografía a través de la lente de una región del mundo en particular. En el capítulo sobre Europa, por ejemplo, el concepto central es la migración, y el capítulo explora la geografía de Europa en relación con la migración, investigando la revolución industrial y la posterior migración del campo a la ciudad, incluida la geografía física y la ubicación de los depósitos de carbón, hasta los problemas modernos relacionados con el nacionalismo y los debates sobre la migración desde el norte de África y el suroeste de Asia. Una vez que establecí estos objetivos de aprendizaje para cada capítulo, adapté mis notas del curso, agregué un marco narrativo y escribí contenido adicional cuando fue necesario, pero alineado estrechamente con los objetivos de aprendizaje, eliminando cualquier contenido que no resultara esencial.

El texto final fue mucho más conciso que un libro de texto de geografía tradicional y, como lo confirmó una encuesta en línea a los estudiantes realizada al final de cada semestre, fue escrito en un estilo mucho más accesible. Redactaba para mis estudiantes, que generalmente no eligen a la geografía como área de especialización, llegan a mi curso sin interés en ella o, peor aún, con la idea preconcebida de que no la disfrutarán. Así, escribí cómo enseñaba, con entusiasmo y en un intento de transmitir a los estudiantes esa pasión por la relevancia de la geografía en la sociedad actual. Para complementar el texto, agregué figuras e imágenes, la mayoría de las cuales eran contenido abierto que se encontraba en línea, pero algunas eran diagramas que diseñé o fotografías que había tomado. Los autores abiertos pueden encontrar imágenes, mapas y figuras mediante la búsqueda de imágenes de Google y filtrar por derechos de uso, y también pueden usar Wikimedia Commons, imágenes y figuras de dominio público de sitios web gubernamentales o Flickr, que también permite buscar imágenes por tipo de licencia. Existe una gran cantidad de medios abiertos de alta calidad disponibles en línea.

Hay una serie de plataformas para publicar contenido abierto y, como ya tenía un dominio personal proporcionado por mi institución, parecía que publicar el texto como un PDF que podría postearse en línea o imprimirse sería la mejor decisión. Aprendí LaTeX, que es un programa de software gratuito para la composición tipográfica de alta calidad, para crear el PDF. LaTeX permite la creación de glosarios, leyendas de figuras y tablas de contenido y los académicos lo usan comúnmente para escribir manuscritos científicos. Este PDF se publicó en mi dominio, en http://caitiefinlayson.com/worldregional, y se convirtió a un archivo HTML que también se publicó. Ambos archivos se publicaron bajo la licencia internacional Reconocimiento-No comercial-Compartir, como 4.0 de Creative Commons, lo que significa que el contenido se puede copiar, compartir y adaptar libremente siempre que no sea con fines comerciales, se atribuya al autor y se comparta el material bajo la misma licencia que la original. Otras opciones de licencia abierta comúnmente utilizadas incluyen la licencia pública general GNU, que a menudo se usa para software, o simplemente se libera contenido al dominio público. Los estudiantes también pueden imprimir el contenido de Creative Commons sin preocuparse por las restricciones de derechos de autor, por lo que hice que nuestra librería del campus imprimiera mi libro de texto de la misma manera que imprimiría un manual de laboratorio u otro paquete de curso. El texto impreso en blanco y negro estaba disponible por $ 15 (USD) en nuestra librería.

Si bien mi intención era simplemente crear un libro de texto que coincidiera con mi enfoque deseado para la enseñanza de la geografía y que permitiera el uso del aprendizaje en equipo en mi clase, poco después de publicar el libro en mi dominio quedó claro que el texto era de interés para instructores en otras instituciones. Cuando apareció, era uno de los dos únicos libros de texto abiertos disponibles para World regional Geography y era el único que abordaba las regiones del mundo utilizando conceptos temáticos, incluso contando los libros de texto tradicionales. Comencé a escuchar a los instructores decir que adoptar mi libro de texto había sido igualmente liberador desde el punto de vista pedagógico, al permitirles usar artículos de noticias adicionales y estudios de casos sin sobrecargar a los estudiantes con lecturas de libros de texto largas y, a veces, irrelevantes. A junio de 2019, el libro de texto se había descargado más de 15,000 veces en más de 30 países y había sido adoptado por varias instituciones.

Ahora que está claro que el libro de texto ha llegado más allá de mi clase, quiero asegurarme de que esté completamente accesible. Si bien LaTeX permite la creación de un PDF de alta calidad, no crea un documento accesible y no admite el uso de texto alternativo (o "alt text"), por ejemplo. Además, aunque actualicé algunos mapas para optimizar la impresión en blanco y negro y para asegurar un esquema de color compatible con los estudiantes daltónicos, muchas imágenes y mapas en blanco y negro del paquete del curso de la librería eran de baja calidad. Para abordar estos problemas, alojaré el libro de texto en Pressbooks, una plataforma para crear contenido abierto.

Pressbooks me permitirá crear un texto que sea totalmente accesible y, a diferencia de mi PDF actual, estará optimizado para cualquier plataforma de visualización. Si los estudiantes quieren acceder al libro de texto en su dispositivo móvil, por ejemplo, será mucho más fácil navegar y desplazarse. Además, Pressbooks permite a los usuarios exportar archivos para su publicación con servicios de impresión bajo demanda, por lo que los estudiantes de mi universidad y otras instituciones podrán solicitar una versión a todo color del libro de texto por alrededor de $ 40 (USD), dependiendo de la plataforma de impresión bajo demanda. El texto seguirá estando completamente abierto y gratuito en línea y seguirá publicándose bajo la licencia Creative Commons.

Autoría abierta como actividad profesional

Aunque la creación de materiales educativos abiertos puede que no “cuente” como investigación académica en el sentido tradicional de definitividad y promoción, hay varias otras formas en que los profesores pueden obtener crédito por su trabajo al generar contenido abierto. En esta sección, exploro diversas posibilidades para enmarcar la creación de contenido abierto dentro del contexto de las actividades profesionales de un académico.

Vida académica

Dentro del ámbito de la actividad académica, la creación de recursos educativos abiertos brinda una gran oportunidad para que el profesorado desarrolle proyectos de investigación sobre el dominio de la enseñanza y el aprendizaje. Los profesores podrían considerar ubicar sus proyectos dentro del Marco COUP desarrollado por el Open Education Group, explorando los problemas de costo, resultados, uso y percepciones de los materiales educativos abiertos (Grupo de Educación Abierta, s/f). De esta manera, aunque un libro de texto abierto en sí mismo podría no haber sido revisado por pares, podría permitir una investigación dictaminada por pares con respecto a su desarrollo e implementación. Los profesores podrían solicitar la aprobación del comité de revisión institucional para encuestar a los estudiantes sobre su uso del recurso abierto. En mi propio curso, por ejemplo, realicé una encuesta en línea a los estudiantes sobre sus percepciones de los materiales educativos abiertos antes y después de que comenzara el semestre, y descubrí que los estudiantes son significativamente más propensos a calificar los libros de texto abiertos como mejores que los tradicionales al final de mi curso. Otros proyectos podrían explorar los costos de los libros de texto abiertos y con qué frecuencia los estudiantes realmente compran los materiales necesarios para sus cursos. Los académicos también podrían trabajar en colaboración dentro de los departamentos o entre instituciones para desarrollar materiales abiertos para cursos e intercambiar ideas.

Dependiendo del marco institucional y las expectativas disciplinarias, estos trabajos académicos pueden no tener el mismo peso que las publicaciones tradicionales, pero podrían aportar trabajo académico dictaminado por pares como parte de un portafolio más amplio de trabajo profesional. Además, si el criterio para la promoción a profesor titular es lograr reconocimiento fuera de la universidad, la publicación de contenido abierto podría brindar una oportunidad para llegar a una audiencia y una red mucho más amplias más allá de un pequeño círculo disciplinario. Hay numerosos congresos tanto sobre educación abierta, la Open Education Conference, como sobre carrera académica, el congreso anual de la International Society for the Scholarship of Teaching and Learning (ISSOTL). Incluso dentro de disciplinas donde la erudición de la enseñanza y el aprendizaje no se valora tanto como la erudición académica tradicional, las publicaciones sobre educación abierta y pedagogía a menudo se publican de forma abierta y pueden ser más leídas que el academicismo disciplinario. Finalmente, el profesorado podría considerar publicar sobre educación abierta dentro de publicaciones pedagógicas disciplinarias. En geografía, por ejemplo, hay una serie de publicaciones dictaminadas por pares sobre dominio pedagógico que incluyen The Journal of Geography y Journal of Geography in Higher Education.

Enseñanza reflexiva

Si las normas disciplinarias o las expectativas institucionales limitan la viabilidad de la publicación sobre la autoría abierta o su implementación en una revista pedagógica, el profesorado podría considerar enmarcar la autoría abierta como evidencia de una práctica docente reflexiva, una faceta común de los requisitos para la definitividad. Si se utilizan instrumentos de evaluación tradicionales, el profesorado podría examinar comentarios sobre el uso y adopción de materiales abiertos en especial. En mi propio curso, por ejemplo, las evaluaciones mejoraron después de la adopción del libro de texto abierto. Las respuestas de la evaluación pueden enmarcarse en términos de eficacia de la enseñanza y utilizarse como evidencia de una enseñanza reflexiva y adaptativa. Los instructores también pueden considerar consultar con el centro de enseñanza y aprendizaje de su institución, si existe, para obtener más orientación sobre cómo enmarcar la adopción de recursos abiertos en términos de eficacia de la enseñanza, dentro de la cultura institucional particular.

Oportunidades de becas y subvenciones

Los profesores podrían considerar aprovechar las oportunidades de financiamientos para apoyar la creación de materiales abiertos, tanto interna como externamente. Las subvenciones internas pueden no hacer referencia a contenido abierto en particular, sino que se centran en la enseñanza innovadora o el desarrollo pedagógico. Para mi libro de texto, por ejemplo, solicité con éxito un apoyo institucional para la mejora de la pedagogía, para agregar más oportunidades de aprendizaje activo a mi curso, sin intención de ser autor de un libro de texto. Sin embargo, como se mencionó, la iniciativa de desarrollar un aprendizaje más activo y cambiar mi curso eventualmente se convirtió en un proyecto de autoría de libros de texto. Esto podría haberse escrito fácilmente en la solicitud de subvención desde el principio y las mejoras pedagógicas podrían haberse enmarcado en términos del contenido abierto.

Existe mucha investigación sobre los beneficios de la adopción de contenido abierto, desde el ahorro de costos hasta los resultados del aprendizaje, y las solicitudes de subvenciones pueden hacer referencia a este desarrollo académico. Las oportunidades de financiamiento externo podrían incluir una beca del Open Education Group, una oportunidad excepcional especialmente para los profesores interesados en la creación de contenido abierto, pero que pueden ser nuevos en la investigación de materiales educativos abiertos. Los estados también pueden tener iniciativas específicas para financiar la creación y adopción de contenido abierto. Los profesores pueden consultar con la biblioteca de su universidad como recurso. El Consorcio de Bibliotecas Académicas de Virginia (VIVA), por ejemplo, ofrece subvenciones para el rediseño de cursos para financiar la adopción y creación de contenido abierto (ver VIVA, 2019) y varios estados tienen iniciativas similares.

Conclusión

Crear un libro de texto abierto ciertamente puede parecer abrumador. Después de todo, si un artículo puede tardar varias semanas (o más) en redactarse, la creación de un libro de texto parecería un desafío casi imposible. Pero hay una serie de diferencias clave entre escribir un manuscrito académico y redactar un libro de texto abierto. Por un lado, dependiendo del libro, puede estar escrito en un estilo mucho más conversacional, lo que puede hacer que el proceso sea bastante agradable.

Me encontré escribiendo el libro como si tuviera una conversación con un estudiante y traté intencionalmente de mantener mi voz presente. Además, es probable que el libro de texto abierto se centre en el contenido que uno puede haber enseñado muchas veces antes. Por lo tanto, si bien puede haber brechas en el conocimiento que necesiten reforzarse o hacer referencias cruzadas de hechos y cifras clave, probablemente sepa mucho más sobre el material de lo que cree. Sabe dónde los estudiantes suelen cometer errores y qué es lo que podría necesitar más explicación. Sabe lo que disfrutan los estudiantes y en qué podría elaborar un poco más. Conoce cómo enseñar el material de una manera que genere conexiones con lo que los estudiantes han aprendido antes. Todas estas piezas clave equivalen a una experiencia positiva de escritura que, a veces, puede ser poco más que la creación de un marco narrativo en torno a notas de clase que ha perfeccionado y ajustado durante la última década.

Por último, aunque de manera ideal podría decirse lo mismo de los proyectos académicos tradicionales, el contenido de los libros de texto abiertos probablemente se relacione con información que le apasiona profundamente, y saber que el contenido abierto será de beneficio sustancial para sus estudiantes puede ser muy motivador.

Es importante recordar que no tiene que embarcarse solo en la autoría abierta. Por la propia naturaleza del contenido abierto, es probable que otros profesores que hayan escrito materiales abiertos estén muy dispuestos a compartir consejos y orientación con posibles autores. Me ha sorprendido la generosidad de otros autores abiertos cuando los he contactado con preguntas. Además, el contenido abierto se puede mezclar y adaptar, por lo que la autoría abierta no tiene por qué constituir sentarse frente a una pantalla en blanco y escribir un manuscrito desde cero. Por el contrario, puede encontrar y hacer uso del contenido abierto existente y mezclarlo para que se ajuste a las metas y objetivos particulares de su curso. Es probable que el proceso de autoría abierto le parezca un esfuerzo académico positivo y de apoyo.

A medida que las legislaturas e instituciones estatales avancen hacia la adopción de contenido abierto en las instituciones de educación superior, es probable que surjan oportunidades adicionales para financiar la creación de REA. Sin embargo, incluso sin financiación, puede encontrar formas de enmarcar la creación de contenido abierto como parte de un portafolio más amplio de actividad académica profesional. La autoría abierta puede proporcionar una puerta de entrada a una nueva vía de carrera pedagógica y puede abrir una ventana de posibilidad a innovaciones en la enseñanza que podrían no ser posibles con los textos tradicionales. La creación de un libro de texto abierto, que permitió una revisión completa de mi curso, transformó la forma en que enseño y continúa dando forma a mi carrera profesional.

Agradecimientos

Este estudio cuenta con el apoyo, en parte, de una beca del Open Education Group.

Referencias

Aesoph, L.M. (2018). Self-publishing guide. Victoria, BC: BCcampus. https://opentextbc.ca/selfpublishguide

Bissell, A. (2009). Permission granted: Open licensing for educational resources. Open Learning: The Journal of Open, Distance and e-Learning, 24(1), 97-106. doi: 10.1080/02680510802627886

Bliss, T., Hilton, J., Wiley, D., & Thanos, K. (2013). College student and faculty perceptions of the cost and quality of open textbooks. First Monday, 18(1). doi: 10.5210/fm.v18i1.3972

Bowen, Ryan S. (2017). Understanding by design. Vanderbilt University Center for Teaching. https://cft.vanderbilt.edu/understanding-by-design

Bowen, W. G., Chingos, M. M., Lack, K. A., & Nygren, T. I. (2014). Interactive learning online at public universities: Evidence from a six-campus randomized trial. Journal of Policy Analysis and Management, 33(1), 94-111. doi: 10.1002/pam.21728

Bureau of Labor Statistics. (2016). College tuition and fees increase 63 percent since January 2006. https://www.bls.gov/opub/ted/2016/college-tuition-and-fees-increase-63- percent-since-january-2006.htm

Colvard, N. B., Watson, C. E., & Park, H. (2018). The impact of open educational resources on various student success metrics. International Journal of Teaching and Learning in Higher Education, 30(2), 262-276. https://files.eric.ed.gov/fulltext/EJ1184998.pdf

D’Antoni, S. (2009). Open educational resources: Reviewing initiatives and issues. Open Learning: The Journal of Open, Distance and e-Learning, 24(1), 3-10. doi: 10.1080/02680510802625443

Downes, S. (2007). Models for sustainable open educational resources. Interdisciplinary Journal of Knowledge and Learning Objects, 3(1), 29-44. doi: 10.28945/384

Falldin, M. & Lauritsen, K. (2017). Authoring open textbooks. Open Textbook Network. https://press.rebus.community/authoropen

Feldstein, A., Martin, M., Hudson, A., Warren, K., Hilton III, J., & Wiley, D. (2012). Open textbook and increased student access and outcomes. European Journal of Open, Distance, and E-Learning, 15(2). https://www.eurodl.org/materials/contrib/2012/Feldsteint_et_al.pdf

Hilton III, J. L. (2016). Open educational resources and college textbook choices: A review of research on efficacy and perceptions. Educational Technology Research and Development, 64(4), 573-590. doi: 10.1007/s11423-016-9434-9

Hilton III, J. L., Fischer, L., Wiley, D., & Williams, L. (2016). Maintaining momentum toward graduation: OER and the course throughput rate. International Review of Research in Open and Distributed Learning, 17(6), 18–27. doi: 10.19173/irrodl.v17i6.2686

Hilton III, J., & Laman, C. (2012). One college’s use of an open psychology textbook. Open Learning: The Journal of Open, Distance and e-Learning, 27(3), 265-272. doi: 10.1080/02680513.2012.716657

Hilton III, J. & Wiley, D. A. (2011). Open access textbooks and financial sustainability: A case study on Flat World Knowledge. International Review of Research in Open and Distance Learning, 12(5), 18-26. doi: 10.19173/irrodl.v12i5.960

Lovett, M., Meyer, O., & Thille, C. (2008). The Open Learning Initiative: Measuring the effectiveness of the OLI statistics course in accelerating student learning. Journal of Interactive Media in Education, 14, 1–16. https://files.eric.ed.gov/fulltext/EJ840810.pdf

Open Education Group. (n.d.). The COUP framework. http://openedgroup.org/coup

Pawlyshyn, N., Braddlee, B., Casper, L., & Miller, H. (2013, November 4). Adopting OER: A case study of cross-institutional collaboration and innovation. EDUCAUSE Review. https://er.educause.edu/articles/2013/11/adopting-oer-a-case-study-of-crossinstitutional-collaboration-and-innovation

Popken, B. (2015). College textbook prices have risen 1,041 percent since 1977. NBC News. https://www.nbcnews.com/feature/freshman-year/college-textbook-prices-have-risen-812- percent-1978-n399926

Virginia’s Academic Library Consortium (VIVA). (2019). VIVA course redesign grant program: Spring 2019 awards. http://vivalib.org/c.php?g=836990&p=6638954

Virginia Tech. (2019). Open education: Open textbook authoring and editing. https://guides.lib.vt.edu/oer/authors

Wiggins, G., & McTighe, J. (1998). Understanding by design. Alexandria, VA: Association for Supervision and Curriculum Development. http://www.ascd.org/Publications/Books/Overview/Understanding-by-Design-Expanded-2nd-Edition.aspx

Enlaces refback

  • No hay ningún enlace refback.


Revista Mexicana de Bachillerato a Distancia, año 13, núm. 25, septiembre-febrero de 2021, revista semestral, editada por la Universidad Nacional Autónoma de México, domicilio: Ciudad Universitaria, Alcaldía Coyoacán, C.P. 04510, Ciudad de México, México, a través de la Coordinación de Universidad Abierta, Innovación Educativa y Educación a Distancia (CUAIEED) y la Dirección de B@UNAM & MOOC, domicilio: edificio de la CUAIEED, primer piso, Circuito Exterior, Ciudad Universitaria, Alcaldía Coyoacán, C.P. 04510, Ciudad de México, México, teléfono 5556 228808, correo electrónico: gvadillo@unam.mx. Editora responsable: Guadalupe Vadillo Bueno, Reserva de Derechos al Uso Exclusivo núm. 04-2010- 120613024600-203, ISSN 2395-9800, ISSN-E 2007-4751. Responsable de la última actualización de este número: Víctor Manuel Martínez López, Coordinación de Universidad Abierta, Innovación Educativa y Educación a Distancia (CUAIEED), edificio CUAIEED, primer piso, Circuito Exterior, Ciudad Universitaria, Alcaldía Coyoacán, C. P. 04510, Ciudad de México, México. Fecha de última modificación: 28 de febrero de 2021. Los artículos de este portal solo pueden reproducirse con fines no lucrativos, sin mutilaciones, citando la fuente completa y la dirección electrónica. Los artículos firmados son responsabilidad exclusiva de los autores.