Un coloquio nacional pensado, diseñado, armado, supervisado, ofrecido y evaluado en línea

Revista mexicana de bachillerato a distancia

Artículo por invitación

Un coloquio nacional pensado, diseñado, armado, supervisado, ofrecido y evaluado en línea

Felicidad del Socorro Bonilla Gómez, Jackeline Bucio García, Chadwick Carreto Arellano, Rosario Lucero Cavazos Salazar, Gabriel Cervantes Bello, María Edith Díaz Barahona, Efrén Marmolejo Valle, Isy Martínez Ramos, Patricia Montaño Reyes, Marcela Ochoa Reynoso, Rafael Oliver García Trigos, Carlos Arturo Panales Guerrero, Martín Pastor Angulo, Oliverio Ramírez Juárez, Lucila Rivera Martínez, Ana Patricia Rosado Basulto, Verónica Fabiola Torres Chávez, Araceli Torres Domínguez, Alberto Torres Gutiérrez, Guadalupe Vadillo

A national conference thought, designed, organized, supervised, presented and assessed virtually

Resumen

El trabajo colaborativo que caracteriza a la Red de Bachilleratos Universitarios Públicos a Distancia de México se evidencia a lo largo de todos los procesos de planeación, organización, implementación, evaluación y mejora continua de su coloquio anual. En este artículo se presenta cómo, a través de un esfuerzo sostenido de crowdsourcing, es posible llevar a cabo un evento de calidad que se supera año con año. Se describen los requerimientos, acuerdos, procedimientos e infraestructura necesarios para llevar a cabo un evento que tiene como misión la formación y actualización de quienes participan en las diversas tareas que involucran los bachilleratos a distancia.

Palabras clave: Red de Bachilleratos Universitarios Públicos a Distancia; RED; coloquio; crowdsourcing, calidad.

Abstract

An outstanding characteristic of the Mexican Red de Bachilleratos Universitarios Públicos a Distancia is collaborative work. This collaboration is evident in the plan, organization, implementation, evaluation and quality improvement of its annual conference. This article presents the way in which, through a sustained crowdsourcing effort, an academic event of increasing quality can be developed. This text depicts the requirements, agreements, procedures and infrastructure necessary for a conference whose mission is to contribute to the professional development and updating of those in charge of the diverse tasks that distance high schools involve.

Keywords: Red de Bachilleratos Universitarios Públicos a Distancia; RED; conference; crowdsourcing, quality.

La RED y sus coloquios

La Red de Bachilleratos Universitarios Públicos a Distancia (RED) es una organización académica que agrupa a las instituciones públicas que ofrecen bachillerato a distancia, mixto o virtual. A través de los programas educativos de las instituciones de la RED se atiende actualmente a una población de más de 80 mil estudiantes. En el año 2021, cumplió 15 años de compartir, investigar, innovar y difundir la enseñanza y el aprendizaje a distancia en la Educación Media Superior y ha crecido e impulsado su finalidad, desarrollando proyectos colaborativos que fortalecen la calidad educativa de esta modalidad.

Una de sus actividades más relevantes es la organización anual del Coloquio Nacional de Educación Media Superior a Distancia, un evento académico en donde participan diferentes actores educativos inmersos en la educación a distancia, en donde se permite la discusión y análisis de temáticas innovadoras en la educación media superior a distancia.

Esta actividad se ha llevado a cabo de manera ininterrumpida cada año desde el 2010, teniendo desde ese año y hasta el 2019, dos fases: presencial y virtual, en las cuales se han realizado diversas actividades entre las que se encuentran: mesas de ponencias, conferencias magistrales, paneles, talleres, exposiciones, foros, etc. Cada año, una de las instituciones miembro de la RED es la sede del evento y a partir del 2020 dicho evento adoptó la modalidad 100% virtual.

Efectivamente, la pandemia por la COVID-19 trajo consigo muchos cambios en prácticamente todos los aspectos de nuestra vida. En específico, hablando de este evento anual, en 2020 al no poderse realizar eventos masivos presenciales se tuvo la necesidad de cambiar su formato a modalidad virtual. Este radical cambio generó en el seno de la RED dudas sobre sus posibles resultados ya que en las anteriores diez emisiones habían sido muy positivos. Así fue como en 2020 y en 2021 se ofrecieron dos coloquios en formato 100% virtual y los resultados fueron extraordinarios. La participación superó las expectativas atrayendo a más del 200% de participantes que en los coloquios presenciales. El cambio no fue sencillo, pero el trabajo colaborativo realizado dio frutos y fue así como asesores, tutores, diseñadores instruccionales, editores, programadores web, entre otras figuras de la educación a distancia en México, se dieron cita desde sus hogares. Sus salas, recámaras y comedores se convirtieron en estudios de grabación y en espacios virtuales para compartir conocimientos y experiencias de los variados modelos de bachillerato que conforman la RED.

Objetivo del coloquio

El objetivo del coloquio es propiciar el intercambio de experiencias, investigaciones, proyectos y trabajos académicos para mejorar el proceso de enseñanza aprendizaje, la administración y gestión escolar, así como la implementación de los programas educativos de bachillerato a distancia. El coloquio reúne a personal directivo, académico y de investigación, colaboradores de las áreas de tutoría y tecnología, así como a integrantes de los equipos de diseño curricular en línea, con el propósito de motivar el análisis de problemáticas, desafíos y propuestas de cambio, pero sobre todo, marcar las tendencias en esta modalidad y tipo educativo.

El coloquio es un evento sin precedentes y es único a nivel nacional: a la fecha no hay ningún otro espacio académico que promueva este intercambio y convoque a tantos agentes educativos, marcando tendencias en el bachillerato a distancia.

El manual como recurso valioso

El Manual de Coloquio que ha generado la RED representa una guía para las instituciones sede del evento, y para las que la acompañan en su organización. Es un documento vivo y en desarrollo continuo, ya que cada año el evento representa nuevos retos que deben documentarse y que enriquecen la experiencia para futuras ediciones. El coloquio realizado en 2020 representó un parteaguas al realizarse únicamente en línea, lo que implicó una gran enseñanza para las instituciones de la RED, así como la necesidad de actualizar el manual que hasta ese momento había sido útil para la organización de un evento que se desarrollaba en dos fases: presencial y en línea.

Del manual es importante destacar la propuesta de organización en comités, lo que permite tener claridad de las acciones a realizar antes, durante y después del evento. Estos comités son organizador, académico, tecnológico, financiero y de difusión. Cada uno de ellos está conformado por integrantes de la RED, quienes de acuerdo con su área de dominio eligen en cuál comité colaborar. A continuación, se describen las funciones de cada uno.

Comité organizador:

  • Calendarización de reuniones de la RED para la organización del coloquio.
  • Con la coordinación de la Red, definición del orden del día de cada reunión.
  • Concentración de la información que contendrá la convocatoria.
  • Seguimiento de las actividades desarrolladas por cada comité.
  • Envío de invitaciones a autoridades educativas.
  • Contacto e invitación a conferencistas y panelistas nacionales e internacionales.
  • Organización de conferencias magistrales y paneles de expertos.
  • Coordinación de la presentación del nuevo número de la Revista Mexicana de Bachilleratos a Distancia.
  • Concentración de la numerología y reseña final del evento.

Comité académico:

  • Diseño y revisión de formatos para la elaboración de ponencias, evaluación y relatoría.
  • Actualización del perfil de evaluadores de ponencias.
  • Recepción de ponencias y distribución a evaluadores.
  • Seguimiento a evaluadores, dictámenes y estatus de las ponencias.
  • Agrupación de las ponencias aceptadas en las diferentes líneas temáticas.
  • Lineamientos y revisión de información para los talleres.
  • Revisión de la Información y semblanza de talleristas.
  • Diseño de los guiones de presentación para conferencistas y moderadores.
  • Asignación de expertos que coordinen cada mesa de ponencias.

Comité tecnológico:

  • Desarrollo de la página web del evento.
  • Creación y atención del correo electrónico del coloquio.
  • Diseño del sistema de inscripción, atención y coordinación de la plataforma del evento.
  • Verificación de los talleres y ponencias en la plataforma.
  • Registro de participación al evento.
  • Coordinación de moderadores y personal técnico para las sesiones sincrónicas de los talleres.
  • Vinculación de las publicaciones de la página web del coloquio con la de ECOESAD.
  • Generación de constancias.

Comité financiero:

  • Registro del número de inscripciones y pagos.
  • Emisión de recibos y facturas.
  • Seguimiento a dudas sobre el proceso de pago a través del correo electrónico
  • Revisión de cotizaciones y autorización de pago a proveedores.
  • Seguimiento a los recursos otorgados por ECOESAD.

Comité de difusión:

  • Diseño de la promoción del coloquio.
  • Creación de las plantillas de Word y Power Point para ponencias y talleres.
  • Diseño de la hoja membretada, constancia e invitaciones al evento.
  • Edición digital de la convocatoria y del programa del evento.
  • Elaboración de manuales para el sistema de registro y plataforma del evento.
  • Diseño de banners para el sitio y plataforma del evento.
  • Generación de promocionales y/o concursos.
  • Toma de fotografía y vídeo.
  • Transmisiones en vivo y promoción en redes sociales.
  • Elaboración de material impreso y digital.
  • Diseño del kit de registro.

Planeación del coloquio

La RED se fundó en 2006 y ha organizado hasta ahora 12 coloquios nacionales que conforman el espacio ideal para la discusión de temáticas de vanguardia para que los programas estén actualizados, sean incluyentes e inclusivos, y puedan aprovechar al máximo la tecnología en beneficio de los estudiantes. Cada coloquio aporta experiencias muy enriquecedoras, y la organización del siguiente, año con año, se nutre de los resultados obtenidos en los anteriores.

Los enlaces de las universidades que forman parte de la RED conforman un equipo de trabajo sólido y eficiente, y a través de reuniones periódicas, analizan las diferentes aristas que conlleva la organización de la edición siguiente, evaluando resultados, haciendo propuestas, trabajando en el desarrollo de soluciones ante posibles problemáticas y actúan para mejorar futuros coloquios. Los integrantes de la Red conforman diferentes comités prácticamente desde que termina un coloquio hasta que da inicio el siguiente, pudiendo de esta manera avanzar, hacer ajustes y mejorar la organización en todos los aspectos al comentar los pormenores en las reuniones de seguimiento que se hacen semanalmente. Con ello se logra que estos importantes espacios de diálogo sean siempre exitosos.

Para la planeación de cada Coloquio Nacional de Educación Media Superior a Distancia se requiere mantener una comunicación constante entre los miembros de la RED con la finalidad de que se aporten las ideas y el trabajo que cada integrante va a realizar para su organización y desarrollo. Antes de la pandemia las reuniones de trabajo se realizaban de manera semestral y de forma presencial en alguna de las distintas universidades que integran la RED. Es a partir del año 2020, por el confinamiento ocasionado por la COVID-19 y los recortes presupuestales de las universidades públicas del país, que todas las reuniones se han realizado vía videoconferencia. Se convoca a todos los representantes de la RED: en una primera fase se definen el tema central, líneas de temáticas y programa. Todos los acuerdos quedan debidamente asentados en una minuta que a su vez es la agenda y registro de compromisos a los que se da seguimiento en cada reunión semanal. Posteriormente se integran a las reuniones los equipos de apoyo de cada institución para la respectiva coordinación y desahogo de tareas. Las minutas de trabajo se integran por los siguientes elementos: lista de asistencia, orden del día y acuerdos. Es importante subrayar que la minuta de acuerdos se elabora también de manera colaborativa en un documento en la nube, donde cada miembro del Consejo puede plasmar las ideas, propuestas a los temas abordados y al mismo tiempo contribuir a la mejora de la redacción del acuerdo. Al finalizar las reuniones se notifican los acuerdos vía correo electrónico para asumir los compromisos y realizar las tareas encomendadas. Ello nos permite consolidar y avanzar en la organización de cada coloquio.

Si bien la funcionalidad principal de un coloquio es compartir experiencias en torno a temas académicos, administrativos, operativos y casos de éxito, entre otros, parte fundamental es la selección del tema principal en torno al va a girar la interacción y colaboración entre instituciones. Año con año el comité organizador y la institución sede se reúnen para definir esta importante tarea, misma que parte del contexto que esté viviendo la educación en México y el entorno internacional.

Por ejemplo, en el XII Coloquio con sede en la Universidad de Guadalajara la temática fue “Políticas e implementación de estrategias para la educación en línea”, en respuesta a lo que las universidades públicas enfrentaron ante la llegada de la pandemia a nivel mundial. La transformación de las formas de distribución de la educación por medios y plataformas electrónicas llevó al surgimiento de líneas temáticas como las analíticas del aprendizaje para evaluar nuevas aplicaciones, metodologías y herramientas para el aprendizaje. Otra línea fue la de estrategias exitosas donde se nos plantearon soluciones de evaluación, colaboración y gestión tecnológica, así como la innovación de cada universidad en los procesos de aprendizaje. Se abordaron también los aspectos socio-emocionales en el aula virtual, ya que no todos los maestros y alumnos tuvieron el mismo proceso evolutivo a partir del cambio que plantea una nueva cultura digital en la formación en línea.

Resultaba de primordial importancia que la sede proporcionara un espacio adecuado para llevar a cabo el coloquio en dicha modalidad, por lo que la Universidad de Guadalajara empleó recursos humanos y tecnológicos que garantizaron el fácil acceso a cada conferencia, ponencia, panel y taller. Dichos esfuerzos no tendrían sentido, si no se hubiera invitado a reconocidos académicos internacionales, quienes, con sus conocimientos y experiencias a lo largo de sus importantes carreras dentro de los diversos escenarios educativos, ampliaron la concepción que se tenía en referencia a las tres líneas temáticas que conformaron el evento. Cada uno de ellos, dio rumbo y vida a nuevos conceptos y panoramas, que provocaron en los asistentes la reflexión en torno al papel que desempeñan como docentes, como agentes de cambio y, por qué no, como actores fundamentales dentro de un entramado que se teje no solo con la responsabilidad y el compromiso latente de disminuir las brechas y desigualdades evidenciadas a nivel mundial, sino con la interacción y el deber diario más allá del aula.

En este breve ejemplo se destaca que la selección del tema debe estar ligado al contexto educativo actual: a partir de esta decisión surgen actividades y actores que buscan promover el espacio de diálogo directo e intercambio de experiencias entre las instituciones que intervienen en la educación media superior a distancia a través de conferencias magistrales, talleres y paneles de expertos.

Es de resaltar la evolución que hemos vivido: antes de la pandemia se tocaban temas como la pertinencia de la educación en línea, mientras que en la era post-pandemia se analiza el aprendizaje autodirigido, las tecnologías emergentes y metodologías flexibles que permitan al alumno ser gestor de su propio conocimiento.

Manejo del tiempo

El tiempo es fundamental, no se recupera, no perdona. Con estas ideas rondándonos en la cabeza la motivación siempre crece. Una vez acordado el tema central y las líneas temáticas, los organizadores se dan a la tarea de buscar a los conferencistas y panelistas magistrales; nombres, trayectorias y rostros que cumplen una función importante en la difusión del coloquio.

Había que ser un headhunter, o cazatalentos, en estricto español; la mente empieza a buscar en la memoria y a conectar lecturas, autores, páginas de internet; no falta la llamada, el mensaje o correo de consulta a los colegas que también se interesan en los mismos temas. Empiezan a surgir nombres; la tarea se centra en ubicar a sus contactos. En internet, todos estamos conectados de alguna manera, lo que en estas situaciones resulta ventajoso; es posible que la persona elegida sea tan famosa y reconocida que por todos lados encontremos su página personal, con liga a redes sociales y, por allí, un correo electrónico. ¡Ya tenemos los datos de contacto! Entonces, corresponde redactar el mensaje de aproximación concreto, claro e interesante.

Un apunte determinante es mencionar a grandes rasgos el evento, la temática general y las instituciones que lo respaldan. La primera frase es esencial, de ella depende que nuestro posible invitado y otros potenciales asistentes lo vean, lo lean y decidan responder. Si responden, se redacta el siguiente mensaje con datos exactos de la persona que estará en contacto permanente (WhatsApp suele ser la forma más empleada), la liga al sitio web, temática, modalidad, tipo de participación solicitada, tiempo y hora de participación (considerando los husos horarios). Lo siguiente es esperar la respuesta.

Ante un sí podemos comenzar la etapa de planeación. Se le escribe al experto para solicitar el nombre y grado con el que prefiere ser presentado, resumen de su trayectoria y una fotografía para el sitio web del evento. Asimismo, nos corresponde enviar la información específica sobre la participación: medio de transmisión, hora y duración de la conexión, así como datos de las personas con quienes interactuará. Para invitados que no manejan el español, debemos contar con un traductor simultáneo. Evidentemente esta actividad duplicará el tiempo de participación, lo que implica ajustar las agendas. Si la respuesta es no, debemos regresar al primer paso, con el tiempo en contra. Una semana antes del coloquio hemos de activar el acuerdo previo mediante un mensaje.

Para elaborar el cronograma, todos los miembros de la RED colaboran para generar un evento que a nuestro parecer pueda tener la suficiente audiencia, por los temas, los horarios, la secuencia en la que se distribuyen. Los talleres son uno de los puntos importantes de nuestro evento, ya que brindan herramientas a los asistentes sobre saberes procedimentales y eso dota de competencias que se aplican regularmente en el quehacer diario de los que nos dedicamos a la educación en línea.

La redacción de la convocatoria representa uno de los momentos medulares en el proceso de planeación del coloquio, ya que será la cara que daremos a los asistentes y a los expertos que participan en el evento. Por ello, es un trabajo colaborativo que supone reuniones periódicas para llevar a buen término dicho proceso.

El portal

Con respecto al portal donde se difunde la convocatoria y el programa y en el que se lleva a cabo la inscripción, las instituciones sede pueden utilizar una propia o solicitar apoyo de alguna de las instituciones de la RED. En este sentido varias de las instituciones que han sido sede cuentan con una plataforma sobre la que es probable trabajar y mejorar lo realizado en eventos previos. Es importante referir que la plataforma de inscripción representa una herramienta de gran utilidad, ya que automatiza el proceso y da certeza y confianza a los participantes.

La conducción de un coloquio es una responsabilidad que recae en la institución sede, siempre con el apoyo de los representantes de instituciones de la RED que han tenido la experiencia previa de organizar el evento. Esto asegura continuidad y garantiza la mejora de un evento a otro.

La expedición de constancias vía dicho portal implica una responsabilidad especial: desde el establecimiento de los criterios para su emisión, pasando por la recuperación e integración de la información necesaria, hasta su emisión y entrega. Es una actividad que requiere dedicación, control y tiempo necesarios para que todos los participantes cuenten con la evidencia de su participación con datos correctos y de manera eficiente. En un evento virtual se deben establecer los mecanismos para recabar las firmas de las autoridades y la distribución a todos los participantes.

Un elemento adicional que trajo la migración del coloquio a la modalidad 100% en línea fue la transmisión en vivo por redes sociales vía streaming del evento de inauguración, conferencias magistrales, paneles de expertos, presentación de la Revista y evento de clausura. Estas acciones requieren un equipo de producción que realiza los videos de introducción y salida para cada actividad académica transmitida en vivo.

En el desarrollo de los talleres se utiliza una plantilla de diseño instruccional y esta se incorpora en una plataforma educativa LMS o, en algunos casos se acuerda que cada una de las instituciones de la RED incorporen los talleres en sus plataformas institucionales. Para ello cada institución propone formas de solución o mejora para el proceso de impartición de talleres.

Para la participación de los ponentes y asistentes se han creado plataformas de acceso y participación en las mesas de trabajo. Al concluir su registro de participación cada participante recibe los datos de usuario y contraseña para ingresar a la plataforma que les permite tener acceso a las mesas de trabajo. La presentación se realiza vía videoconferencia en donde se designa un representante institucional para moderar las salas. Las presentaciones se realizan por bloques para que los asistentes puedan hacer preguntas a los ponentes. Durante las sesiones en vivo se lleva a cabo un registro de participación para tener evidencia y posteriormente emitir la constancia correspondiente.

Resulta de vital importancia tener conexión con distintos sectores como el educativo, el empresarial y el gubernamental, así como también con distintas audiencias. Por ello, desde la fundación de la RED se cuenta con un elemento visual distintivo: su logotipo, gráfico que da presencia como marca.

Partiendo de esta premisa, se lleva a cabo un proceso similar al dar identidad a cada uno de los coloquios anuales, donde primeramente se designa una universidad sede, misma que a través de su equipo de comunicación y diseño tiene la tarea de crear la identidad del coloquio en turno. El proceso es muy parecido al diseño de una campaña, donde a través de características particulares como la selección del nombre del evento y elementos visuales como formas, colores, tipografías y medios de comunicación, se va creando la atmósfera que seduzca al público al que va dirigido. Cabe destacar que en el proceso creativo es viable regionalizar la imagen, es decir, la universidad que participa como anfitriona puede agregar elementos visuales característicos de cada región en la propuesta gráfica, como se ve en la Figura 1.

Coloquios

Figura 1. Algunos ejemplos de identidad para coloquios de la RED.

Como resultado de este proceso (idear, prototipar y evaluar) se presentan al menos tres propuestas gráficas a los representantes de cada institución, con la finalidad de que, como grupo, se defina cuál sería de mejor aceptación. Cuando se establece la imagen final se plantean lineamientos para su uso y reproducción, es decir, cómo funciona dicha identidad en aplicaciones diversas, como promocionales en video, infografías, banners digitales y constancias, para que de manera integral la identidad sea persistente y coherente.

Calidad académica

Dictaminar ponencias es una labor minuciosa en la que suelen participar hasta tres dictaminadores de las distintas universidades pertenecientes a la RED, quienes, de acuerdo con la rúbrica de evaluación establecida por el comité académico del coloquio, determinan la aprobación, necesidad de modificación o rechazo de cada ponencia. Dicha rúbrica se revisa cada año con la intención de que los puntos a evaluar sean congruentes y brinden un panorama claro a quienes tienen la tarea de dictaminar ponencias.

Para designar a los dictaminadores, moderadores, talleres y talleristas del coloquio se requiere la colaboración de cada uno de los miembros de la RED, debido a que cada universidad, de acuerdo a las líneas temáticas, selecciona los perfiles del equipo académico que funge como dictaminadores de ponencias a integrar las mesas de trabajo. En cuanto a los talleres y talleristas, es importante mencionar que en cada coloquio se busca compartir con los docentes de nuestro país herramientas y recursos útiles en su práctica que sean innovadores y contribuyan a nuevos aprendizajes. Por ejemplo en el coloquio más reciente se abordó la importancia de las emociones y masculinidades para el bienestar estudiantil, un tema que se vuelve fundamental en un país en el que se ha construido un sistema social regido por reglas y patrones que conducen a oportunidades desiguales entre hombres y mujeres.

Conforme se acerca la fecha del coloquio, es necesario asegurar que los invitados a las conferencias magistrales y paneles, así como los moderadores, conserven la perspectiva y temática eje del evento. En especial, cuando hay muchos meses entre la invitación y el coloquio, es posible que se desdibuje el propósito central de cada participación, por lo que el contacto periódico con ellos resulta central. En esas oportunidades se definen también los apoyos especiales: necesidad de traducción simultánea, subtitulaje de videos, mejora de calidad en las imágenes que se proyecten…

Momentos especiales del coloquio

En el Coloquio Nacional de Educación Media Superior a Distancia resulta muy importante la inauguración al ser el espacio que destapa la motivación a participar en un evento donde habrá un aprendizaje intenso. Así su planeación y desarrollo, al igual que los de cada sección del coloquio, se planean de manera detallada realizando las invitaciones pertinentes de manera anticipada y consensuada con los representantes de la RED.

Otro momento muy importante es el panel de la RED: constituye un espacio en el que las universidades miembro aportan las perspectivas, ideas, avances, y herramientas que tienen sobre alguna de las temáticas abordadas en ese año dentro del coloquio, con el propósito de dar a conocer la visión que como RED se tiene en los temas de educación a distancia.

Uno de los espacios estrella dentro del coloquio es la presentación del nuevo número de la Revista Mexicana de Bachillerato a Distancia. Esta publicación semestral constituye un espacio donde la RED comparte sus experiencias y avances a partir de la dictaminación de trabajos a cargo de un riguroso equipo de evaluadores. En el coloquio se presentan los diferentes elementos que la constituyen y se invita a los asistentes a sumarse a ella, en tanto que está especializada en la educación media superior a distancia.

Planear es una actividad de ficción, casi como escribir una obra de teatro: establecer asuntos, precisar diálogos, organizar personajes, coordinar escenarios, tiempos y ¡acción!… Existe ese paralelismo con la diferencia de que en el coloquio no hay ensayos; todo es en vivo y en directo: la adrenalina, el cortisol y las endorfinas de organizadores y responsables de cada actividad estarán en la rueda de la fortuna.

Ante esta situación no podemos más que estar atentos a cada detalle, y tener un mismo documento de control. Todos los involucrados debemos acudir a ese archivo siempre y, especialmente, ante la duda. Los imponderables estarán, no hay duda, lo que nos ayudará es tener un plan B y respirar profundamente. Los archivos de Google docs, Excel y Numbers son de gran ayuda; en ellos se almacenan datos en celdas organizadas por filas y columnas, y en cada celda se registran texto, número o enlaces. Es recomendable tener un archivo para la logística de conferencias, otro para paneles, uno más para mesas de ponencias y otro para talleres.

La comunicación entre todos los involucrados y el acceso al documento que concentra la información es fundamental: todos los responsables de la organización deben revisar y hacer un archivo personal para concentrar las responsabilidades propias por día y hora, para verificar que ninguna actividad se superponga con otra. Tan importante es la coordinación al interior, entre organizadores y colaboradores (moderadores, relatores, presentadores, apoyo logístico), como hacia afuera, con los participantes: ponentes, panelistas y conferencistas. Establecer canales de comunicación a través de mensajería instantánea resulta la mejor vía para resolver posibles incidencias.

Conclusiones

Organizar un evento académico anual implica un reto, un grato desafío que no podría ser realidad sin la participación de 20 personas motivadas, enamoradas de la educación y de compartir los aprendizajes que da trabajar de la mano de los estudiantes en una modalidad en línea. Cada año, los miembros del Consejo de la Red de Bachilleratos Universitarios Públicos a Distancia laboran de manera comprometida y colaborativa en diversos proyectos, siendo el Coloquio Nacional de Educación Media Superior a Distancia el que enfoca muchos de los esfuerzos de las diez universidades que la conforman. Prueba de lo anterior es la organización de doce coloquios anuales, los cuales año con año han sido el marco perfecto para el intercambio de aprendizajes que fortalecen las estrategias de los docentes, diseñadores, tecnólogos, funcionarios y gestores participantes. Entusiasma decir que el número de asistentes se incrementa en cada edición, lo cual refleja el fortalecimiento de la RED y confirma el impacto que tiene en la comunidad educativa. En este tiempo, hemos sido testigos de alianzas, de nuevos acuerdos y de amistades que surgieron como resultado de coincidir en un mismo espacio de intercambio, pero más allá de ello, el coloquio es una experiencia de vida que se construye del compromiso y esfuerzo de todas las personas que participan en él.

Si bien la organización de los coloquios XI y XII en línea no fue sencilla, debido entre otras cosas a la coordinación muy precisa para que los talleres, las conferencias, los paneles se puedan realizar a través de herramientas de videoconferencia y que los participantes cuenten con los enlaces necesarios en tiempo y forma, también fueron evidentes sus ventajas. Una de ellas fue que los gastos se limitaron al pago de la inscripción al evento con un ahorro considerable en viáticos, hoteles, comidas, transporte, tiempos de traslados, entre otros.

Muchas figuras académicas que en anteriores emisiones no habían podido asistir a los coloquios presenciales, ahora lo pudieron hacer y compartir con sus colegas las experiencias y vivencias de los bachilleratos a distancia de la RED. Otra gran ventaja fue que se pudo contar con ponentes y conferencistas internacionales, de gran calidad, de gran prestigio, pero con una considerable reducción de costos.

Otro aspecto muy positivo es que los eventos quedan grabados y ahora es posible volver a escuchar una conferencia tantas veces como se desee y que se aprovechen como recursos formativos de estudiantes y profesionales. Los coloquios en línea llegaron para quedarse, así que en este 2022 ya se está preparando la emisión décimo tercera del coloquio que promete contar con nuevos ponentes de talla internacional y nacional, pero sobre todo con la participación de quienes colaboran desde las aulas virtuales, de quienes diseñan los contenidos, de quienes manejan las plataformas y hacen de los bachilleratos a distancia en México una verdadera opción formativa de calidad.

Enlaces refback

  • No hay ningún enlace refback.


Revista Mexicana de Bachillerato a Distancia, año 14, núm. 27, septiembre de 2021-febrero de 2022, revista semestral, editada por la Universidad Nacional Autónoma de México, domicilio: Ciudad Universitaria, Alcaldía Coyoacán, C.P. 04510, Ciudad de México, México, a través de la Coordinación de Universidad Abierta, Innovación Educativa y Educación a Distancia (CUAIEED) y la Dirección de B@UNAM & MOOC, domicilio: edificio de la CUAIEED, primer piso, Circuito Exterior, Ciudad Universitaria, Alcaldía Coyoacán, C.P. 04510, Ciudad de México, México, teléfono 5556 228808, correo electrónico: gvadillo@unam.mx. Editora responsable: Guadalupe Vadillo Bueno, Reserva de Derechos al Uso Exclusivo núm. 04-2010- 120613024600-203, ISSN 2395-9800, ISSN-E 2007-4751. Responsable de la última actualización de este número: Víctor Manuel Martínez López, Coordinación de Universidad Abierta, Innovación Educativa y Educación a Distancia (CUAIEED), edificio CUAIEED, primer piso, Circuito Exterior, Ciudad Universitaria, Alcaldía Coyoacán, C. P. 04510, Ciudad de México, México. Fecha de última modificación: 28 de febrero de 2022. Los artículos de este portal solo pueden reproducirse con fines no lucrativos, sin mutilaciones, citando la fuente completa y la dirección electrónica. Los artículos firmados son responsabilidad exclusiva de los autores.